Paso a las mujeres trabajadoras

Las religiones patriarcales, la ideología misógina y machista – igual que la xenofobia, el racismo o la homofobia -ha sido usadas por la clase capitalista, desde que existe, como un potente instrumento de división en el seno de las clases trabajadoras.

¡Fuera el régimen de los ladrones y corruptos del FLN!

Frente a un régimen que tiene el ejército, la policía, muchos medios de comunicación, etc., la centralización de todos los comités con delegados electos y con mandato para unificar la lucha de los trabajadores y los jóvenes y proporcionar al movimiento una dirección política candidata al poder de los trabajadores.

¡Fuera manos imperialistas de Venezuela!

El 23 de enero de 2019, Juan Guaidó, Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó Presidente del país. Guaidó es miembro de Voluntad Popular, un movimiento de reagrupación burgués construido y financiado por los Estados Unidos, incluido en el movimiento oficicioso National Endowment for Democracy (NED).

¡Abajo Macron! ¡Manifestación central de la clase obrera y la juventud en el Elíseo! ¡Huelga general!

Las clases pequeñoburguesas (autónomos, ejecutivos) que hasta ahora influyen en el movimiento de los "chalecos amarillos" son incapaces de trazar un rumbo. Creen que pueden reconciliar a todas las clases, de ahí la bandera tricolor y la lista de reivindicaciones irreconciliables del 29 de noviembre. Pero estas clases intermedias están obligadas a unirse a una de las dos clases fundamentales del capitalismo, la burguesía o el proletariado.

Page 1 / 3 »