Un gobierno PSOE-PODEMOS para intentar estabilizar la monarquía

A los revolucionarios nos corresponde decirlo muy claro: a pesar de que aparente un "talante" diferente, este gobierno trabajará sometido a la burguesía y, por eso mismo, no resolverá los problemas de los trabajadores y trabajadoras. Ni liberará de la opresión a los pueblos. Tampoco con él hay futuro.

¡Basta de intervenciones militares norteamericanas contra Irán!

El estado norteamericano ha asumido durante mucho tiempo el derecho de matar de hambre a poblaciones enteras, de privarlas de medicamentos, de sofocar la economía de países enteros, imponiendo bloqueos, como lo ha hecho contra Cuba, contra Irak antes de invadirlo, como lo hace hoy contra Irán.

¡Fuera Piñera! ¡Huelga General hasta vencer! ¡Gobierno obrero!

Uno de los legados del régimen del general Pinochet, que no ha sido tocado por los gobiernos de colaboración de clase, es la ausencia de servicios públicos, que compense algo la debilidad de los salarios directos. Todo está privatizado: educación, salud, pensiones ... incluso las cárceles.

Hace falta y es posible una Huelga General hasta conseguir todas nuestras reivindicaciones

¡Ahora es el momento! Ante la situación creada por la sentencia del procés, la movilización de masas por toda Cataluña y la represión ejercida por los gobiernos central y autonómico contra ella, hay que responder en términos de clase desde todo el territorio del Estado Español.

Los sindicatos obreros, los partidos que dicen que nos defienden, todas las organizaciones del movimiento obrero deben llamar a la lucha como un solo puño en solidaridad obrera contra el capital y su estado, contra la represión.

¡Retirada inmediata del ejército turco de Siria!

El movimiento obrero sirio, iraquí e iraní debe pronunciarse por el derecho a la autodeterminación de las minorías kurdas y el derecho a formar un estado kurdo unificado: esta es la única manera de unir a la clase trabajadora en estos estados

Comunicado sobre el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo

Ciertamente, el destino de Europa no se decidirá en las urnas, pero si las organizaciones comunistas tuvieran los medios, al presentar candidatos en las elecciones legislativas de su estado, harían campaña en base al mismo programa a escala de toda la UE: denunciar la incapacidad de la burguesía para unificar Europa, luchar contra la opresión nacional en su interior y cancelar la deuda de Grecia, abrir sus fronteras a los refugiados, abandonar la OTAN y desmantelar los cuerpos de represión, derribar tanto a la UE capitalista como a los estados burgueses nacionales, defender la perspectiva del poder de los trabajadores y de los Estados Unidos socialistas de Europa.

Page 1 / 4 »