Panorama de una decrepitud

La división de la UE no refleja un cambio de las burguesías alemana y francesa hacia posiciones "solidarias" ni "generosas" en relación a España e Italia. No es que hayan dejado de estar de acuerdo "en general" con las propuestas de los "frugales" nórdicos, a las que cederán tanto como puedan. Es que valoran la situación económica y social actual de España e Italia como altamente inestable y peligrosa y consideran estos países "demasiado grandes para dejarlos caer" sin desestabilizar todas las economías europeas, en medio de la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial.

LA LUCHA DE CLASES BAJO EL CONFINAMIENTO

El estado de alarma no ha servido para gestionar mejor la pandemia, sino para militarizar el poder en previsión de la explosión social. El dinero sobra para las empresas, especialmente para las grandes, a las que se financia la parada productiva mediante los ERTE a la carta, pero falta para los trabajadores y trabajadoras más vulnerables. Ni siquiera se ha legalizado a los migrantes sin papeles.

Frente a la crisis combinada de la salud pública y de la economía capitalista

Hay que responder rápidamente a la gravedad de la situación inmediata. Pero también hay que mirar hacia el futuro. Los elementos más conscientes de la clase obrera deben llamarla a organizarse para convertirse en clase dirigente alternativa, para ofrecer a la humanidad un destino diferente a la catástrofe permanente que es el sistema capitalista para la mayoría de la población. No hay más opción: SOCIALISMO MUNDIAL O BARBARIE.

India: la política antimusulmana del supremacista Modi

Es cierto que el socialismo reconoce el derecho de cada pueblo a la independencia y la libertad, a libre disposición de su propio destino. Pero es una verdadera burla del socialismo presentar a los actuales estados capitalistas como la expresión del derecho a la autodeterminación. (Luxemburgo, La crisis de la socialdemocracia, 1915)

El nuevo plan de guerra del imperialismo americano contra el pueblo palestino

El final de la opresión de los palestinos pasa por el desmantelamiento del Estado sionista. Contra todas las burguesías (estadounidense, israelí, árabes, turca iraní, etc.), la movilización de trabajadores en Jerusalén, Cisjordania, Gaza, Israel, Jordania, etc. permitirá establecer una Palestina socialista en la que podrán vivir juntos árabes y judíos, musulmanes, judíos, cristianos y ateos ...

8 de marzo: día internacional de las mujeres trabajadoras

La lucha de clases se abre paso, por fin, dentro del feminismo, poniendo a la vista la imposibilidad de reconciliar los intereses de las mujeres de los consejos de administración con las obreras de las líneas de producción de sus empresas o con las camareras de piso de los hoteles de lujo donde se alojan durante sus viajes de negocios.

En nombre de la Biblia: Golpe de estado proimperialista en Bolivia

El 10 de noviembre el lugar de los comunistas estaba junto a los trabajadores y estudiantes partidarios de Morales, contra el pronunciamiento del ejército, la policía amotinada, los políticos reaccionarios y las bandas fascistas apoyadas por los estados saqueadores norteamericano y europeos. Pero hay que constatar que, en 2003, cientos de miles de manifestantes se opusieron al gobierno del MNR; y en cambio, en 2019, solo unos pocos miles han apoyado al gobierno del MAS, porque la política de la burocracia privilegiada de Cuba, la de los partidos reformistas como el PT de Brasil, el PS y el PCCh de Chile, la de las camarillas nacionalistas encarnadas por el MAS, el PSUV, el FSLN, el PJ ... le hacen el juego al capitalismo local y mundial.

Page 1 / 5 »