¡Por el triunfo de la clase trabajadora en Jujuy!

Como expresión de la crisis económica y política que vivimos, el régimen bonapartista en descomposición se vuelca a profundizar los rasgos represivos del Estado, yendo contra libertades democráticas para intentar aplastar la rebelión obrera y popular. Es una necesidad burguesa: tanto las feroces peleas internas entre los distintos candidatos de los partidos burgueses, como las que tienen los frentes oficialistas y opositores, quedan a un lado; tienen que darle una salida política que ordene y discipline a la clase obrera y garantizar el triunfo del ajuste en toda la línea.

Para cerrar el paso a la reacción PP-VOX no es suficiente votar:

Es legítimo votar a cualquier organización que se reclame de la defensa de la clase obrera, pero tiene que hacerse desde la seguridad de que la única manera real y definitiva de frenar la reacción política, pero también de poner fin a la precariedad de nuestra vida y la del planeta que nos aloja, es organizarse como clase y luchar.

Justicia para Nahel!

Frente a la violencia policial y de los matones fascistas (siempre vinculados a la policía y al ejército) - que no cesa de aumentar en Francia - contra los trabajadores, los jóvenes, los inmigrantes, etc., es imperativo que los sindicatos obreros y los partidos de la clase obrera se unan para defender las manifestaciones, a los jóvenes, a los inmigrantes, las huelgas, los barrios populares y a nuestros hijos. Hay que exigirles que lo hagan, porque los jóvenes y los trabajadores necesitan organizarse para proteger sus vidas, para impedir la represión y denunciar la impunidad policial.

Mujeres trabajadoras ¡luchemos para acabar con la doble explotación!

El feminismo burgués y pequeñoburgués predica la unidad de todas las mujeres contra todos los hombres, ignorando las diferencias de clase. Un ala converge con la reacción clerical en materia de censura. Condena la prostitución sin ver sus raíces económicas y sociales, y no lucha por abolir las condiciones que la originan.

¡Basta de ataques contra activistas y refugiados kurdos!

A la vista de la feroz represión contra los kurdos llevada a cabo tanto por el régimen turco como por el iraní, a la vista de los anteriores atentados contra activistas kurdos perpetrados por sus servicios secretos en muchos países del mundo, con la ayuda de la organización fascista Bozkurtlar, a la vista de las víctimas que cayeron bajo las balas del asesino, resulta difícil creer en el acto individual de un racista más o menos desequilibrado, como sugiere el ministro del Interior Darmanin.

¡Abajo la agresión militar turca contra los kurdos!

Ninguna fracción significativa de la burguesía turca, persa, iraquí o siria ha aceptado nunca el derecho a la autodeterminación de las minorías nacionales. Sus cuatro estados son responsables de masacres y atropellos contra los kurdos. Y la protección del imperialismo estadounidense y ruso es ilusoria. De hecho, los imperialismos occidentales aliados de Turquía han seguido considerando al PKK como una organización terrorista incluso mientras se apoyaban en su brazo armado en Siria, el YPG, para luchar contra el Estado Islámico. Obviamente, solo gracias al acuerdo de los gobiernos estadounidense y ruso los aviones turcos han podido entrar sin obstáculos en el espacio aéreo sirio, para bombardear a la población kurda, el 19 de noviembre.

« Page 2 / 11 »